Por Miguel Rodriguez

“¿Cómo escaparemos nosotros, SI DESCUIDAMOS UNA SALVACIÓN TAN GRANDE? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron.” (Hebreos 2:3, RV60)

INTRODUCCIÓN: 

La doctrina de la “Seguridad de la Salvación o también llamada la “Perseverancia de los Santos” es una de las doctrinas bíblicas consideradas básicas del Cristianismo.

El Catolicismo niega abiertamente esta doctrina, niega que una persona sea salva eternamente, y enseñan a sus feligreses a mantener la salvación por obras.

Al igual que la secta de los falsos testigos de jehová que enseñan a hacer obras para ganarte la salvación y para mantenerte salvo. 

EXTREMOS PELIGROSOS:

Dentro del Cristianismo existen dos extremos muy peligrosos en el día de hoy en cuanto a la doctrina de la Seguridad de la Salvación o también conocida como Perseverancia de los santos.

El primer extremo:

“Es aquel que enseña que como la salvación no se pierde y como ya soy salvo, entonces no necesito leer mi biblia, no necesito orar, no necesito congregar con otros hermanos, si ya soy salvo, a mí nadie me puede juzgar, nadie me puede decir que lea mi biblia, ni que ore, ni congregue, porque ya soy salvo siempre salvo y puedo vivir como quiera y hacer lo que quiera, porque en Cristo hay libertad, y la salvación no se pierde.”

Esto es malentender el concepto de la Seguridad de la Salvación, y ha llevado a muchos a vivir una vida mundana, se creen salvo siempre salvos, pero viven como el mundo. Es lo que se conoce como Libertinaje.

Y hay muchos así que tienen un pie en la iglesia y otro pie en el mundo, pero ningún pie en Cristo.

El segundo extremo:

“Es aquel que enseña que Dios salva por gracia, PERO yo debo cuidar mi salvación para no perderla, porque si no la cuido yo puedo hacer que mi salvación se pierda. Por eso debo hacer obras para mantener mi salvación.”

Esto es no entender el concepto de la Salvación por Gracia, y ha llevado a muchos a vivir una vida de culpabilidad y no de confianza en el sacrificio de Cristo. Es lo que se conoce como Legalismo, porque enseña una salvación por obras.

Entre el cristianismo hay falsos maestros que enseñan que la salvación se pierde, estos predicadores enseñan que un cristiano debe mantenerse santificado para no perder la salvación, algunos de ellos quizás muy bienintencionados enseñan esto con la finalidad de que la iglesia se mantenga apartado del pecado. Pero las buenas intenciones no siempre son conforme a las Sagradas Escrituras. La doctrina cristiana no consiste en buenas intenciones, sino en lo que Dios ha dicho en su palabra.

Y Dios dice en su palabra que la santificación es un fruto de la justificación, esto quiere decir que si una persona es justificada por la fe como consecuencia de ser salvo va a crecer en santificación, y los cristianos creemos que debemos santificarnos día a día no por temor a perder la salvación, sino por amor a Cristo, porque como podríamos vivir pecando como lo hacíamos antes de conocer a nuestro Jesucristo, si nuestro pecado le costó la vida a nuestro Salvador.

Otro aspecto de la santificación es que no depende de nosotros mismos, sino de su Espíritu Santo que mora en nosotros. Él nos prepara para toda buena obra, Él obra en nosotros para santificación.

Por tanto, debemos tener cuidado de caer en cualquiera de estos dos extremos, sobre el libertinaje ya hablaremos en otra ocasión, y cuidados del legalismo de mantener la salvación por obras para no perderla. Qué es el tema de esta mañana.

HEBREOS 2:3 DENTRO DEL CONTEXTO 

“¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron.” (Hebreos 2:3, RV60)

Para poder entender este texto debemos no extraer esta parte de la Biblia para decir algo que Dios no dijo, sino tomar en cuenta los versículos que están antes y después de este texto.

Antes de entener o explicar este texto deberíamos estudiar todo el capítulo 2 de hebreos, y toda la carta a los hebreos, y también tomar en cuenta los pasajes paralelos para tener más claro este asunto. Porque si tomamos este texto para decir que debemos cuidar la salvación para no perderla sería decir algo que Dios no dijo, todo por no haber estudiado este texto con las reglas de hermenéutica y en su idioma original griego.

Veamos el contexto en que el autor de este libro habla previamente en Hebreos 1:

Hebreos 1:1

Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas.

Yo he escuchado que algunos dicen: “Dios es el mismo hoy, ayer y siempre.” Y eso es cierto, Dios es Inmutable, es decir, él no puede cambiar, ni ninguno de sus atributos varía. Es el mismo hoy, ayer y siempre, porque Él es Eterno.

Aunque algunos dicen que Dios habla en sueños y visiones porque Dios es el mismo ayer, hoy y siempre, nosotros podemos ver que en ninguna parte de la Biblia dice que de la misma manera que Dios hablo ayer, habla hoy, y hablará siempre.

Según el texto sabemos que: Dios habiendo hablado muchas muchísimas bastantes veces y de muchas maneras a través de ángeles, de profetas y hasta con un asna, hablo a los padres. ¿Cuáles padres? Se refiere a los antepasados del pueblo hebreo, ¿Cuáles antepasados?, Se refiere a las personas que vivieron antes que ellos. Es decir, a los antepasados de los hebreos, porque recordemos que la carta era dirigida originalmente al pueblo judío.

La versión BAD dice “Dios, que muchas veces y de varias maneras HABLÓ a nuestros antepasados EN OTRAS ÉPOCAS por medio de los profetas,”

Dice que hablo, tiempo pasado, en otras épocas, es decir, en otras épocas del pasado. No dice que sigue hablando para el tiempo presente y futuro. Porque si fuera así, Dios así como hablo de muchas maneras por ejemplo mediante sueños en el pasado, también lo hace mediante sueños en el presente, y seguirá hablando de muchas maneras en el futuro, ahí en el cielo. ¿Se imaginan que allá en el cielo Dios nos hable mediante una burra? Es absurdo verdad. Él ahora nos habla por el Hijo Jesucristo, y hoy podemos conocer a Jesucristo a través de la predicación de la Palabra, así que deseas que Dios te hable lee tu biblia, porque no existe otro medio en que Dios se comunique contigo.

Heb 1:2 en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo;

¿Cuándo empezaron los postreros días? ¿Será desde el año 2000? ¿Será desde el 2016?

Según 2 Pedro 3:3, Pedro dice que en los postreros días vendrán burladores, andando en sus propios deseos.

Según 1 Timoteo 4:1, Pablo dice que en los postreros tiempos algunos apostataran de la fe escuchando doctrinas de demonios. La frase “Algunos apostatarán de la fe”, ¿Desde cuándo hay personas que abandonan la vida cristiana? ¿Desde este año?, ¿Desde el año 2000? ¿O desde el primer siglo?

En la Biblia, vemos que Judas Iscariote fue el primera apostata. Judas Iscariote no perdió su salvación, porque en realidad nunca fue salvo.

Entonces en los postreros tiempos algunos apostatarán, es decir, desde que el periodo del nacimiento de Jesucristo hasta su resurrección algunos abandonará a Cristo.

Los postreros días empezaron con la venida de Cristo a este mundo.

En los postreros Dios nos ha hablado por el Hijo, es decir, desde que Dios envió a su Hijo al mundo, ya no habla mediante profetas, sino a través de su Hijo. Y hoy podemos conocer a su Hijo Jesucristo a través de su palabra.

¿Y cuál era el mensaje anunciado de los profetas?

La respuesta la hallamos en 1 Pedro 1:10 y Hebreos 11:13.

Según 1 Pedro 1:10 los profetas anunciaron el mensaje de la salvación por gracia.

“Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y diligentemente indagaron acerca de esta salvación,” (1 Pedro 1:10)

Según Hebreos 11:13 los profetas murieron confiando en la promesa de que Dios enviaría a un Salvador para salvarlos.

“Todos estos grandes hombres mantuvieron la fe toda la vida hasta que murieron. Ellos murieron sin recibir lo que Dios les prometió, pero vieron lo prometido a lo lejos, en el futuro, y aceptaron ser extranjeros en la tierra.” (Hebreos 11:13 PDT)

Luego en Hebreos 1:3-4 habla acerca de la Suficiencia de Cristo para salvar.

Luego en Heb 1:5-14 habla sobre la Supremacía de Cristo sobre los ángeles, sobre la creación, sobre que Jesús es el digno Salvador.

Entonces, todo el primer capítulo el autor de Hebreos les anuncio a Cristo como Salvador suficiente y mas excelso que todo lo creado, que los angeles, que los hombres. El les anuncio el mensaje de salvación. Entendiendo el contexto ahora podemos recién ir al capítulo 2.

Hebreos 2:1 RV60

Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos.

Aquí la palabra diligencia es la palabra griega: perissotéros y significa “abundante, con mucho deseo, dar atención”

Y la palabra atendamos es la palabra griega: “proseco” y significa: prestar atención, escuchar, oir.”

Y la palabra deslicemos es la palabra griega parareo y significa: “flotar pasando, pasar por alto, sin preocuparse, sin prestar debida atención a algo.

Entonces, lo que el autor de hebreos dice es que con mucha atención escuchemos todo lo que acabamos de oír.

¿Y qué era lo que acababan de oír? ¿Cuál era el mensaje que acababan de oír?

Era el mensaje sobre Cristo, sobre la Suficiencia de Cristo, sobre la Superioridad de Cristo por encima de los ángeles, por encima de la creación, era el mensaje de la salvación.

Y que no pasen por el alto el mensaje que acababan de oír, no pasen por alto el mensaje del Evangelio, no dejen de prestar atención ni atender las demandas del mensaje del Evangelio.

El autor les dice que presten atención al mensaje de salvación que están oyendo, para que no se aparten del Camino que Dios les está poniendo delante de ustedes, y ese Camino es Cristo.

Era un mensaje para los hebreos que aun no conocían a Cristo, y es un mensaje para aquellos que escuchan el mensaje de salvación, presten atención y no rechazan este mensaje que los puede salvar.

Por eso la versión BLS dice: “Por eso debemos poner más interés en el mensaje de salvación que hemos oído, para no apartarnos del camino que Dios nos señala.”

No dice entonces nada sobre la salvación que se tiene y se puede perder. Ya que deslizarse no significa perder, sino prestar atención.

Se refiere al mensaje propio de salvación que no debe rechazarse porque viene de Dios.

Y si una persona pasa por alto este mensaje no atendiendo el mensaje del Evangelio entonces esa persona no podrá ser salva.

Reitero, según el idioma original griego, deslizarse no significa perder la salvación, significa rechazar el mensaje que le puede dar salvación.

Heb 2:2 Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución,

Aquí se refiere a la palabra recibida anteriormente, ese decir, a la ley de Moisés, en donde toda desobediencia merecía un castigo, y la paga del pecado es la muerte, esa es la justa retribución por hacer pecado.

Así también si una persona rechaza el mensaje del Evangelio recibirá justa retribución, y la justa retribución para una persona que rechaza el Evangelio, es que tal persona se vaya al infierno por no haber creido en Jesucristo.

Y finalmente el texto de discordia que comúnmente se saca de contexto:

He 2:3 ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron,

Aquí la palabra descuidamos es la palabra griega ameleo y significa: “no hacer caso, sin hacer caso, tener en poco, menospreciar, desentenderse.”

Hebreos 2:3 según el contexto y el idioma original griego:

NO DICE: “CUIDA TU SALVACIÓN PARA NO PERDERLA”

SI DICE: ¿Cómo escaparas al juicio de Dios y la condenación eterna, si tienes en poco el mensaje del Evangelio?, ¿Cómo escaparás a la condenación eterna, si no hacer caso al mensaje del Evangelio que demanda de ti a que te arrepientas y creas en Jesucristo’?, ¿Cómo escaparás a la Ira de Dios, si es que menosprecias a Jesucristo y su sacrificio en la cruz?

La versión TLA traduce mejor este texto:

“con más razón seremos castigados NOSOTROS SI NO RECONOCEMOS EL GRAN VALOR DE LA SALVACIÓN QUE ÉL NOS OFRECE. Porque el Señor Jesús mismo fue el primero en comunicar el mensaje de salvación, y después, los que oyeron ese mensaje nos demostraron que era verdad.” 

CONCLUSIÓN:

Después de estudiar Hebreos 2:3 dentro de su contexto, siguiendo las reglas de hermenéutica y estudiando en el idioma original griego, podemos concluir que en este texto no dice que debemos cuidar la salvación para no perderla, sino que es un mensaje para los incrédulos a que presten atención al mensaje de salvación, porque las consecuencias por rechazar a Cristo es la condenación y castigo eterno.

No se refiere a la salvación que ya se tiene, si no al mensaje de salvación para que puedan tener la salvación.