Por Miguel Rodriguez

¿Cómo ser un matrimonio bíblico? ¿Cómo vivir un matrimonio conforme a la voluntad de Dios? 

La única manera de vivir un matrimonio conforme a la Palabra de Dios es conocer lo que Dios dice acerca del matrimonio, lo que Dios dice acerca de la relación entre un hombre y una mujer unidos bajo la autoridad de Dios.

Si eres casado(a) debes hacerte alguna de estas preguntas: 

¿Desde qué te casaste con tu esposo(a) puedes ver que has crecido en el entendimiento del Evangelio, en el amor a Dios, en santificación? 

¿Su comunión con Dios y entre ustedes sigue igual o peor desde que se casaron?

Hay muchos esposos y muchas esposas que se frustran con su pareja porque creen que sus esposos o esposas como ya son cristianas ya son seres sin pecado. Pero lo que debemos entender los cristianos hemos sido salvados pero aún no hemos sido glorificados. El día que seamos glorificados, ese día dejaremos de pecar. Esto quiere decir que el matrimonio es una etapa que Dios ordeno que lo viviéramos en este mundo. El matrimonio es una etapa diseñada para dos seres imperfectos. El matrimonio perfecto no ha existido, no existe, ni existirá en este mundo. Porque el matrimonio es una etapa que deben vivir dos pecadores imperfectos pero redimidos que buscan perfeccionarse cada día.

En el mundo posiblemente encontremos manuales y libros acerca de cómo vivir un matrimonio de éxito. Pero el contenido de estos libros está enfocado en satisfacer el ego de la persona. “Matrimonios de éxito” no existen. Ese término no existe en la Biblia. Y si existiera ese término, un matrimonio de éxito sería aquel que obedece la Palabra de Dios. Yo estoy convencido que la mejor guía para vivir un matrimonio la podemos encontrar en la Biblia.

El modelo de un Matrimonio Bíblico es aquel que está centrado en el Evangelio. El amor entre Cristo y su Iglesia debe ser el modelo para el amor entre el esposo y su esposa. El propósito del Matrimonio es que la pareja vivan el Evangelio con un clima de perdón, de santificación, y justificación.

Así como la salvación no se obtiene por algún esfuerzo que haga el hombre. Así también el matrimonio no se sostendrá necesariamente por los muchos esfuerzos que haga la pareja. Es la gracia de Dios la que sostiene un matrimonio. Es su Santo Espíritu el que capacita al varon y a la mujer a vivir un matrimonio para la gloria de Dios. Lo básico para un matrimonio bíblico es que ambos tengan un entendimiento claro del Evangelio Verdadero. Ambos deben ampararse en Dios para que fortalezca, sustente, y santifique su matrimonio. Un matrimonio bíblico es aquel que está centrado en el Evangelio, aquel que vive por Cristo y para Cristo.

En esta ocasión, NO hablaré cuando uno de los miembros del matrimonio es incrédulo(a).

Por ahora tocare el tema referente a cuando ambos personajes del matrimonio son creyentes verdaderos nacidos de nuevo, con estos 2 primeros artículos que tuve ocasión de predicar en la iglesia donde sirvo. Es solo un resumen de lo que predicado aquella mañana, y espero y deseo que pueda ser de bendición para mis hermanos en Cristo que me están leyendo esto en estos momentos:

A continuación, darle clic en los siguientes enlaces:

¿Amas a tu esposa?