TIMKEESIM

Traducido por Miguel Rodriguez

En el anterior artículo vimos que la teología de Keller está basada en la filosofía del marxismo. Ahora en este artículo mostraré la afinidad de Tim Keller con el Catolicismo Romano. Todo parte del libro La Razón de Dios (2008), en el que Keller explica su viaje espiritual para encontrar un grupo de “cristianos” que tenía una preocupación por la justicia en el mundo. Él dice que Cuando se encontró con “Hermanos de sangre” las cosas comenzaron a cambiar, y se propuso iniciar nuevas comunidades cristianas. Por lo tanto la misión de Keller es formar e iniciar nuevas comunidades cristianas con voluntarios trabajando por la justicia social de este mundo.

En la última página de La Razón de Dios Keller dice que “utiliza la literatura, la filosofía, las conversaciones de la vida real, y el razonamiento para explicar cómo la fe en un Dios cristiano es una creencia profundamente racional. La premisa del libro de Keller es que la literatura, la filosofía y el razonamiento son capaces de llevar a la fe en un Dios cristiano. Y esta premisa es contraria a la Biblia.

En la página 87 de libro, el considera al Catolicismo Romano cómo la iglesia más grande del mundo.

Keller considera que el Cristianismo lo conforman, no solamente a las iglesias protestantes, sino también el Catolicismo Romano y la iglesia ortodoxa.

En las páginas 116-117 dice: “… Todos los ortodoxos, católicos y protestantes cristianos creen en los grandes credos de los primeros mil años de historia de la iglesia, como los Credos de Nicea, Calcedonia y de Atanasio. En estos credos la visión cristiana fundamental de la realidad se presenta… ¿Qué es el cristianismo? Para nuestros propósitos, voy a definir el cristianismo como el cuerpo de creyentes que creen en estos grandes credos ecuménicos… Estoy haciendo un caso en este libro de la verdad del cristianismo en general -. No por una cadena particular de ella.”

A partir de las dos declaraciones anteriores vemos que Keller no hace distinción entre la fe protestante y el catolicismo romano. E incluye a la Iglesia Católica Romana como una iglesia cristiana. En la mente de Keller, un cristiano es aquel que cree en los credos ecuménicos de la fe, y esto incluye a los católicos romanos. Pero la definición del cristianismo de Keller es contraria a lo que dice las Sagradas Escrituras, pues, la Biblia enseña que un cristiano es aquel cree en Jesucristo, aquel que ha nacido de nuevo.

En su libro Keller menciona de manera favorable las ideas del filósofo católico Alvin Plantinga siete veces, con el propósito de que sus lectores lo pongan el práctica. Pero muchos ignoran que el profesor Plantinga tiene una enorme afinidad con la Iglesia católica, después de haber pasado tres décadas como el Director del Centro de Filosofía y Religión en la Universidad de Notre Dame. Durante su tiempo en Notre Dame, la Universidad Católica, el profesor Plantinga publicó en línea las reflexiones sobre la encíclica del Papa Juan Pablo II de 1998, sobre la relación entre la Fe y la Razón. Plantinga escribió: “Desde cualquier punto de vista serio tanto cristiano protestante como cristiano católico, la encíclica contiene una gran cantidad de buen sentido sólido” Plantinga concluyó sus reflexiones con el comentario siguiente: “mientras que algunos protestantes no están de acuerdo con todo lo que el Papa ha escrito, lo harán como los católicos en general, como hermanos y hermanas en Cristo, ya que no tienen que luchar entre sí. Debemos hacer causa común con estos compañeros cristianos.”

El problema con el filósofo católico favorito de Keller, es que no ve ninguna diferencia entre la fe protestante y la de los católicos, según su parecer, tanto el Papa y los católicos y los cristianos en general, son hermanos y hermanas en Cristo. El hecho de que Keller cite a Plantinga tan frecuentemente debe llevarnos a la conclusión de que Keller está de acuerdo con la filosofía romana y ecuménica de Plantinga, que enseña que los cristianos y los católicos tienen mucho en común.

Keller en su explicación del porqué un buen Dios puede permitir que el mal, el dolor y el sufrimiento en el mundo, escribe lo siguiente: “En respuesta, el filósofo Peter Kreef señala que el Dios de los cristianos vino a la tierra para detener el sufrimiento humano, y en Jesucristo, Dios experimentó las mayores profundidades del dolor.” Sin embargo, Keller no menciona que Peter Kreef es un filósofo y apologista de la doctrina católica romana. Kreef al narrar su conversión menciona lo siguiente: “He descubierto en la iglesia primitiva dichos elementos católicos como la centralidad de la Eucaristía, la presencia real, oraciones a los santos, la devoción a María, una insistencia en la unidad visible, y la sucesión apostólica. Por otra parte, los Padres de la Iglesia eran más católicos que protestantes.” Kreef es el autor de numerosos libros y artículos, que se ocupan de la filosofía cristiana, la teología y la apologética, desde una perspectiva católica. Keller supone que los que leen su libro se beneficiarán de la sabiduría de este filósofo católico. Pero, ignora que los cristianos tenemos discernimiento y podemos discernir que las enseñanzas ecuménicas de Keller no son ningún beneficio para nuestras almas.

MARY FLANNERY O’CONNER

Keller dice que es importante hacerles entender la gracia de Dios a aquellos que quieren ser cristianos. Dice que podría mostrar ejemplo de la gracia de Dios en centenares de biografías como las de Pablo, Agustín, Lutero, etc. Pero dice que el mejor ejemplo de cómo se manifiesta la gracia de Dios la podemos encontrar en Flannery O’connor. Sin embargo, Keller no dice a sus lectores que O’connor es una escritora católica. Desde la página 237 a 240, narra como la fe de O’connor le permitió sobrellevar el lupus con valentía.

En el capítulo, La Religión y El Evangelio, Keller sigue citando la novela de O’connor. O’connor no creía en el perdón total de los pecados, sino en el cambio de carácter. El hecho que Keller cite mucho la Escritura de O’connor para ilustrar la gracia de Dios dice mucho de su teología. Keller prefirió usar la filosofía de una fiel católica romana en vez de usar escritos de literatura Reformada o la Biblia misma. Keller, sin duda, tiene mucha afinidad con el pensamiento católico ecuménico de O’connor y de Roma.

SIMONE WEIL

Keller tiene una fascinación por la sacerdote y mística católica Simone Weil, porque en su capítulo sobre el problema del pecado, en la página 160, incluye una cita de Weil. Y al inicio del capítulo “De la danza de Dios” en el capítulo 213, cita un fragmento del libro de Weil, llamado “Una antología” dónde dice lo siguiente:

“Weil se sintió profundamente atraída por la iglesia católica, a pesar de que nunca se convirtió formalmente. Mientras, que en Asís en 1937, experimentó un éxtasis religioso en la Basílica de Santa María de los Ángeles, en dónde empezó a sentir que la Eucaristía, porque en experiencia, Cristo descendió y se la llevó.

ACTIVISMO CATÓLICO ROMANO

Keller elogia a la iglesia católica de Europa del Este por haber sobrevivido al comunismo. Menciona el activismo de un sacerdote católico romano que ayudó a establecer un sindicato en Polonia, en los 80’s

ARZOBISPO OSCAR ROMERO

En 1997, a 17 años de su muerte, el papa le otorgó a Romero el título de siervo de Dios, y actualmente sigue el proceso de su beatificación y canonización.

Oscar Romero, hizo activismo político en El Salvador, y abrazaba la Teología de la Liberación.

Keller, en el capítulo 4 dice “Hay una larga lista de mártires que se levantaron para los oprimidos en nombre de Jesús, como el Arzobispo Oscar Romero de El Salvador. Romero fue nombrado arzobispo por su doctrina conservadora y ortodoxa. En su nuevo puesto, vio la evidencia irrefutable de abusos crónicos y violentos de los derechos humanos por parte del gobierno. Comenzó a hablar sin miedo en contra de ella, y como resultado le dispararon a muerte en 1980 mientras se dice la misa”

Keller, se refiere a las creencias de un arzobispo católico romano como doctrinalmente ortodoxas. Pero ¿Qué mensaje Keller está tratando de impartir al lector? ¿Será que Keller cree que el dogma católico es doctrinalmente correcto? ¿Será que Keller pasa por alto la idolatría del catolicismo hacia la madre de Jesús, que es adorada como la “Madre de Dios” y la “Reina del Cielo”? ¿A este le considera doctrinalmente correcto? ¿Es el dogma católico de la autoridad e infalibilidad papal doctrinalmente ortodoxa? Si todas estas falsas enseñanzas del catolicismo son consideradas doctrinas conservadoras y ortodoxas por Keller debemos concluir que la teología de Keller es una teología católica romana, enfocada en la Teología de la Liberación enfocada en la justicia social.

CELEBRIDADES CATÓLICAS: Muggeridge, Chesterton y Tolkien

En una discusión de las pretensiones de verdad [página 38], Keller cita el libro de Chesterton: El romance de la fe, en dónde Chesterton se refiere a sí mismo como un cristiano “ortodoxo”, sin embargo, es un católico romano. Keller cita el libro de Malcolm Muggeridge, Jesús redescubierto. [Página 186]. Muggeridge se acredita con la popularización de la Madre Teresa y en sus últimos años se convirtió en un activista católico. Keller cita a JRR Tolkien, autor de El señor de los anillos, dos veces. La fe católica de Tolkien fue un factor significativo en la conversión de CS Lewis del ateísmo al cristianismo, aunque Tolkien no podía creer que Lewis decidió unirse a la Iglesia de Inglaterra.

EL CATOLICISMO ROMANO EN LA HISTORIA

A lo largo de la historia, la Iglesia de Roma se ha atribuido una autoridad que Dios no le ha dado para hablar en nombre de Dios, engañando a sus participantes de falsas enseñanzas.

Para Roma, la máxima autoridad está basada en las tradiciones, en el papado y en las doctrinas de hombres, y no en Cristo, que es la cabeza de la verdadera iglesia invisible.

Roma enseña que María tiene las mismas atribuciones que Jesucristo, al punto de crear una devoción hacia María, en su papel de mediadora e intercesora por loa hombres. Y la Biblia enseña que no hay otro mediador entre Dios y los hombres, que Jesucristo mismo, y sólo a Él debemos de adorarle.

Roma enseña que el hombre debe hacer buenas obras para merecer el cielo, pervirtiendo el verdadero significado de la salvación que, según la Biblia, es solamente por la gracia de Dios y no por algún mérito del hombre. A pesar de estas y otras falsas enseñanzas del catolicismo romano, Keller no ve o no quiere ver el peligro que representa Roma para el cristianismo verdadero.

Ojala Keller se arrepienta de sus pecados y de sus falsas enseñanzas, y pueda convertirse a Cristo. Bien nos hace recordar las palabras de Charles Spurgeon: Maldito el hombre que trabaja para restaurar el Papado entre nosotros. En los días de nuestros padres las paredes gigantescas de Papismo cayeron por el poder de su fe, la perseverancia de sus esfuerzos, y la explosión de las trompetas del Evangelio; y ahora hay algunos que quieren reconstruir ese maldito sistema sobre sus antiguos cimientos. Hay que advertir con audacia juiciosa a los que se inclinan hacia los errores de Roma; hay que instruir a los jóvenes en la verdad del Evangelio, y decirles de las obras malas del Papado en los tiempos antiguos.

La diferencia entre el punto de vista de Spurgeon sobre el catolicismo romano, y el punto de vista de Keller, es como la diferencia entre el día y la noche. Mientras Spurgeon dice maldito ‘es el hombre que trabaja para restaurar el Papado entre nosotros’, Keller hace todo lo posible para defender el catolicismo, con su sistema papal, y sus filósofos y falsos maestros romanos. Keller no es reformado, porque Al Reforma era una respuesta a las herejías del catolicismo romano. Keller no es calvinista, porque los 5 puntos del Calvinismo se oponen a la teología romana. Keller no es cristiano porque un verdadero cristiano no tiene ninguna admiración ni afinidad al catolicismo romano.

Artículo tomado de:

http://www.newcalvinist.com/kellers-affinity-with-rome/