iglesiachina3--644x362

Por Miguel Rodriguez

La Navidad es una celebración que el catolicismo romano y el mundo en general celebra cada 25 de Diciembre.

Roma y el mundo celebra el nacimiento de un falso cristo hecho a su manera, y de maneras que Dios no ha ordenado en su Palabra. Pero, los cristianos no celebramos la Navidad el 25 de Diciembre, porque en la Biblia no hay un registro de que Cristo haya nacido en dicha fecha, incluso algunos teólogos indican que Cristo no nació en diciembre, y sobretodo porque la Biblia no nos ordena a los cristianos a celebrar el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo.

La fiesta, si podemos llamarle así, que los cristianos celebramos es la fiesta de la resurrección de nuestro Señor Jesucristo, y esto lo hacemos cada primer día de la semana, en el Día del Señor.

3c2fd593-18da-4e2e-8208-53012edb3336_749_499

BREVE ORIGEN DE LA NAVIDAD

La Navidad tiene sus orígenes en el paganismo, específicamente en la cultura pagana de Roma. Fue instituida por el Emperador Aureliano en honor al nacimiento del dios Sol, o para celebrar el nacimiento del Invicto Sol (274 DC). Escogieron como fecha, un 25 de Diciembre, por ser el solsticio de invierno, el día solar menor del año.

En el año, 336 DC, la Iglesia de Roma absorbida por el paganismo y sincretismo tomó este día 25 de diciembre para conmemorar el nacimiento de Jesús, ya que Él es el Sol de los justos. Este fue el origen de la “Navidad” o fiesta de la natividad de Jesús. Fue una adaptación del paganismo al cristianismo. Tomaron una fiesta pagana y la “rebautizaron” como una celebración “cristiana”.

Una costumbre pagana que se agregó a esta celebración fue la Saturnalia romana, que consistía en un tiempo de alegría popular y de intercambio de regalos del 17 al 24 de Diciembre. Con el tiempo, se ha hecho tradición el dar regalos a los niños y a los pobres, y adornar las casas con adornos de color verde y luces. Lo mismo que el uso de árboles de pino verde, que era usado como símbolo de sobrevivir para siempre. Esta práctica pagana mal llamada celebración cristiana se extendió por Alemania, Britana y Europa Central, luego los Estados Unidos y hoy por todo el mundo.

En los Estados Unidos, en tiempos de la Colonia, estuvo prohibida esta tradición pagana. En Inglaterra también fue prohibida, gracias a que los cristianos de aquellos tiempos, llamados los puritanos rechazaron tal tradición por ser de origen pagano. Pero, el tiempo pasó, y el paganismo empezó a absorber al cristianismo profesante. Y en 1850, la celebración de la Navidad ya era una celebración popular y comercial, no sólo entre los profesantes sino en todo el mundo. Tales fechas eran y siguen siendo fechas en donde hay mayor intercambio comercial.

CONCLUSIÓN

Los cristianos no celebramos la Navidad, debido a los orígenes paganos de esta tradición, debido también a que la Biblia no registra la fecha del nacimiento de nuestro Señor, y también debido a que la Biblia no ordena celebrar su nacimiento.

Cómo cristianos no debemos dejarnos llevar por las tradiciones de los hombres disfrazadas de cristianas. Cabe aclarar, que esto no significa que todos aquellos que celebran la navidad sean falsos cristianos, ya que hay cristianos verdaderos que lo celebran, por desconocimiento del tema, y por desconocer el principio regulador de la adoración.

“Mirad que ninguno os engañe por filosofías y vanas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los elementos del mundo, y no según Cristo:” Colosenses 2:8