¿JUAN EL BAUTISTA PREDICÓ EL EVANGELIO?

¿Cuál fue el mensaje que anunció Juan el Bautista? ¿Él habrá predicado el evangelio de Jesucristo? ¿Su mensaje fue exclusivo solo para los judíos o también para los gentiles? ¿Seguirá vigente el mensaje de su predicación o ya está pasado de moda? Algunos posiblemente crean que su mensaje era solo para los judíos, otros que su mensaje no está vigente. Sin embargo, si queremos realizar un evangelismo bíblico debemos considerar también la predicación de Juan el Bautista. Y es que el creyente, antes de estudiar cualquier otra doctrina, la primera doctrina que debería de estudiar es el Evangelio, porque hoy en día se ha levantado una generación de personas que dicen ser cristianos, pero no entienden ni conocen el Evangelio, no estudian el Evangelio, no saben nada del Evangelio. Sin embargo, se creen cristianos porque llevan una vida moral delante de los hombres.

JUAN EL BAUTISTA ES PROFETIZADO

La profecía de su padre, el sacerdote Zacarías, acerca de él (Lucas 1:76), nos da la primera pista acerca de su mensaje cuando dice: “conocimiento de salvación a su pueblo, para perdón de sus pecados.” (Lc 1:77)

La pregunta sería: ¿a qué pueblo se refiere? Si vemos la Escritura como un todo veremos que el pueblo de Dios lo conforman el remanente escogido de Dios.

El sería (o fue) aquel que prepararía el Camino del Señor Jesucristo (Marcos 1:2-3; Isaías 40:3; Mateo 3:3, 11:10; Lucas 3:4, 7:27;) “para preparar al Señor un pueblo bien dispuesto.” (Lc 1:17)

El mensaje que proclamó, como veremos al detalle líneas más abajo, fue que los hombres se enderecen de sus malos caminos, al decir “Enderezad sus sendas” (Mt 3:3; Mr. 1:3; Lc 3:4), y ese “enderezad” era volverse a Dios en arrepentimiento, y así puedan ver “la salvación de Dios” (Lc 3:6) refugiándose en Cristo como su Salvador y así se conviertan al Dios de la Biblia (Lucas 1:16)

Como veremos a continuación, su mensaje fue el mismo mensaje que predicaron nuestro Señor Jesucristo y sus discípulos.

EL ARREPENTIMIENTO

El predico “diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.” (Mt 3:2). Notemos que es el mismo mensaje que predico Jesús: “Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.” (Mt 4:17), y es mismo mensaje que anunció Pablo: “Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados…” (Hch 3:19)

A la predicación de su mensaje, el bautismo en agua (Marcos 1:4; Lucas 3:3) era algo simbólico como una manifestación pública del arrepentimiento de aquellas personas que eran bautizadas por él (Marcos 1:5; Mateo 3:5-6) para que puedan hallar perdón de pecados, no en ese instante bautizándose (ya que el bautismo en agua no salva) sino mediante poner su fe en Jesucristo, como lo anunció en Juan 1:29

EL JUICIO DE DIOS

El juicio venidero forma parte del mensaje del evangelio, por esta razón, el predicó sobre el juicio venidero: “Quién os enseño a huir de la ira venidera.” (Mt 3:7; L8 3:7). Y este mensaje no era solo para los fariseos o exclusivamente para Israel, sino que era dirigido a todas “las multitudes” (Lc 3:7). Por eso vemos que eran bautizados tanto publicanos (Lucas 3:13) como soldados romanos gentiles (Lucas 3:14) y la GENTE en general (Lucas 3:10) Esto quiere decir que su mensaje era tanto para judíos como para gentiles. Pablo nos lo aclara esto al decir: “Es Dios solamente Dios de los judíos? ¿No es también Dios de los gentiles? Ciertamente, también de los gentiles.” (Ro 3:29) Jesús también predico sobre el juicio venidero en algunas de sus parábolas, al igual que Pablo: “¿Y piensas esto, oh hombre… que tú escaparás del juicio de Dios?” (Ro 2:3)

EL INFIERNO

El infierno no fue ajeno a su predicación, pues él dijo: “Y ya también el hacha está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado en el fuego.” (Mt 3:10; Lc 3:9) y es lo mismo que predicó Jesús: “Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego.” (Mt 7:19) “Cómo escaparéis de la condenación del infierno?” (Mt 23:33), y es lo mismo que predico Pablo (2 Tesalonicenses 1:8-9), y es lo mismo que predicó Pedro (2 Pedro 3:7)

PORQUÉ DE SU PREDICACIÓN

El inconverso jamás aceptará la gracia mientras no tiemble ante el juicio de Dios, y reconozca cuan pecador es, porque solo cuando un pecador entiende las consecuencias de su pecado es que abrazará al Salvador para ser salvo de su pecado, y de la ira venidera, y vendrá a los pies de Cristo arrepentido.

LA FE

Ya vimos como anuncio el arrepentimiento, el juicio venidero, y el infierno. Pero ese mensaje estaría incompleto si es que no se proclama la gracia de Dios mediante la fe en Jesucristo. Y eso fue lo que hizo él, dio el mensaje completo del Evangelio de Jesucristo como veremos. Esta vez referente a la fe en Jesucristo.

Tal fue el impacto producido por la predicación de Juan el Bautista que “el pueblo estaba en expectativa, preguntándose todos en sus corazones si acaso Juan sería el Cristo.” (Lc 3:15) Y antes que alguno osará poner su fe en él, y no en Cristo, él los guía a poner sus miradas en Cristo “diciendo: Yo a la verdad os bautizo en agua; pero viene uno más poderoso que yo, de quien no soy digno de desatar la correa de su calzado; Él os bautizará en Espíritu y fuego.” (Lc 3:16 comparar con Mt 3:11 y Mr 1:8) El propósito de Dios para Juan el Bautista era que el diera testimonio de Cristo para que puedan creer en Él: “Este vino por testimonio, para que diese testimonio de la luz. Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. Juan dio testimonio de Él, y clamó diciendo: Este es de quien yo decía: El que viene después de mí, es antes de mí; porque era primero que yo. Y yo no le conocía; pero el que me envió a bautizar con agua, aquél me dijo: Sobre quien veas descender el Espíritu y que permanece sobré Él, ese es el que bautiza con el Espíritu Santo. Y yo le vi, y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios.” (Jn 1:7-8,15,33-34) Por esto Juan dijo acerca de Cristo: “Este es el que viene después de mí, el que es antes de mí, del cual yo no soy digno de desatar la correa del calzado.” (Jn 1:27) “Él os bautizará con Espíritu Santo.” (Mr 1:8) Juan dijo que no era digno de estar antes su presencia debido a su Santidad, y los instó a que crean en Él y Él les bautizará con el Espíritu Santo.

EL PERDÓN DE PECADOS

También anuncia que solo Cristo quita el pecado, perdonando al pecador que viene a Él, y que ya no habría necesidad de sacrificar algún cordero para cubrir el pecado bajo el rigor de la ley; ahora Cristo es el Cordero: “He aquí el Cordero de Dios. (Jn 1:29,36) “que quita el pecado del mundo.” (Jn 1:29) para luego terminar diciendo: “El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.” (Jn3:36) y si alguien rehúsa creer en Él, le espera la condenación eterna “en fuego que nunca se apagará.” (Mt 3:12 y Lc 3:17). Y ese fue el mismo mensaje que predico Jesús (Juan 7:38, 11:25) y es el mismo mensaje que predicó Pablo (Hechos 13:39, 16:31) y es el mismo mensaje predico Pedro (Hch 4:12).

Y Jesús, antes que empezarán a predicar sus discípulos, les enseño y aclaro el entendimiento referente a Juan el Bautista (Hechos 1:5). Es así que el mensaje de Juan el Bautista estaba completo. Era el Evangelio. Aunque por alguna razón (que no menciona en las Escrituras) no todos los discípulos de Juan estuvieron con los discípulos de Jesús cuando se les apareció después de su resurrección, por eso algunos discípulos de Juan no predicaban el mensaje completo del Evangelio, y se quedaron solo con una parte del mensaje de Juan el Bautista. Uno de ellos fue Apolos, hasta que fue instruido más claramente acerca del Evangelio de Jesús por Priscila y Aquila (Hechos 1:24-28) Luego Pablo se encargó de exponer más claramente acerca de la fe en Jesucristo a aquellos discípulos que solo conocían el bautismo de arrepentimiento de Juan.

CONCLUSIÓN: JUAN EL BAUTISTA PREDICO LAS BUENAS NUEVAS DEL EVANGELIO:

Evangelio significa “buenas nuevas” o “buenas noticias”, y la Escritura menciona literalmente que Juan el Bautista “ANUNCIABA LAS BUENAS NUEVAS AL PUEBLO.” (Lc 3:18) Por esta razón Marcos llama a la predicación de Juan: “El Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios.” (Mr 1:1) para luego relatar, en los v. 2 hasta el 8, el Evangelio de Jesucristo que predico Juan el Bautista haciendo un énfasis en el arrepentimiento y la fe en Jesucristo.

Y su mensaje no está pasado de moda, sigue vigente hoy más que nunca porque solo el Arrepentimiento y Fe conducen a la salvación eterna recibida por gracia, y esto es producido por la obra del Espíritu Santo.

En resumen, Juan el Bautista predico el Evangelio de Jesucristo, y su mensaje es el mismo que debe anunciar todo cristiano verdadero.

Nota Adicional: La única observación que debo hacer es que Juan no mencionó la Resurrección de nuestro Señor Jesucristo ya que él no presenció el acontecimiento. Mas nosotros como creyentes, si debemos mencionar la Resurrección de Cristo. ¿Por qué no anunció su resurrección? Porque Cristo aún no había resucitado. Por eso y los demás profetas anteriores hasta Juan no anunciaron en forma literal su resurrección. Más en todo lo demás, el mensaje fue el mismo.