Joshua Harris anunció públicamente a través de su cuenta en Instagram, el 26 de julio de 2019, que ya no se considera cristiano. Días antes, el 17 de julio de 2019, anunció en su página de Instagram que él y su esposa se separarían debido a “cambios significativos que han tenido lugar entre los dos”.

¿Quién es Joshua Harris? Ha escrito libros acerca del cortejo bíblico y la pureza cristiana. En 1999, Harris comenzó la Conferencia Nueva Actitud para solteros cristianos con la ayuda de Louie Giglio, quien es el fundador de la popular Conferencia Pasión. Como neocalvinista, Harris encontró un hogar con CJ Mahaney. En 2004, Harris se convirtió en el pastor principal de Covenant Life Church, la iglesia fundadora de Sovereign Grace Ministries, fundada por CJ Mahaney. Tenía entonces 30 años. En el 2015, dejo el pastorado en Covenant Life Church, cuando renunció para estudiar en el Regent College, Vancouver, Columbia Británica. Harris en su momento participó junto con Mark Driscoll, Tim Keller, John Piper, Matt Chandler, Mark Dever y Al Mohler en el concilio del “The Gospel Coalition”, el cual tuvo que dejar junto con C.H. Mahaney luego de los escándalos de abuso sexual en el interior de Grace Sovereign Ministries.

Harris ha publicado en su Intagram lo siguiente:

“Mi corazón está lleno de gratitud. Desearía que pudieras ver todos los mensajes que la gente me envió después del anuncio de mi divorcio. Son expresiones de amor, aunque están tristes o incluso desaprueban la decisión. Estoy aprendiendo que ningún grupo tiene el mercado acorralado por la gracia. Esta semana he recibido la gracia de cristianos, ateos, evangélicos, evangélicos, personas heterosexuales, personas LGBTQ y todos los intermedios. Por supuesto, también ha habido fuertes palabras de reprensión de personas religiosas. Si bien no siempre es agradable, sé que están tratando de amarme. (También ha habido comentarios rencorosos y de odio que me enojaron y me hirieron). La información que quedó fuera de nuestro anuncio es que he experimentado un cambio masivo con respecto a mi fe en Jesús. La frase popular para esto es “deconstrucción”, la frase bíblica es “caerse”. Según todas las medidas que tengo para definir a un cristiano, no soy cristiano. Muchas personas me dicen que hay una forma diferente de practicar la fe y quiero permanecer abierto a esto, pero no estoy allí ahora. Martín Lutero dijo que toda la vida de los creyentes debería ser el arrepentimiento. Hay belleza en ese sentimiento, independientemente de su visión de Dios. He vivido en arrepentimiento durante los últimos años, arrepintiéndome de mi justicia propia, mi enfoque de la vida basado en el miedo, la enseñanza de mis libros, mis puntos de vista de las mujeres en la iglesia y mi enfoque de la crianza de los hijos, por nombrar algunos. Pero específicamente quiero agregar a esta lista ahora: a la comunidad LGBTQ +, quiero decir que lamento las opiniones que enseñé en mis libros y como pastor con respecto a la sexualidad. Lamento estar en contra de la igualdad en el matrimonio, por no afirmarlo a usted y su lugar en la iglesia, y por cualquier forma en que mi escritura y mi discurso contribuyeron a una cultura de exclusión e intolerancia. Espero que puedas perdonarme. A mis amigos cristianos, les agradezco sus oraciones. No lo tome como algo personal si no devuelvo las llamadas de inmediato. No puedo unirme a tu luto. No veo este momento negativamente. Me siento muy vivo, despierto y sorprendentemente esperanzado. Creo con mi hermana Julián que “Todo estará bien y todo tipo de cosas estarán bien.”

La Biblia describe este evento del “caer” como apostasía. Esto convierte a Harris, en términos prácticos, en un apóstata. Harris ha sido más sincero y directo que muchos otros que han abandonado el mundo evangélico. Su aceptación de la anarquía sexual que es la homosexualidad, la desviación de los roles de los hombres en el ministerio, etc., son detalles que se observaban hasta la confesión de su apostasía.

“Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubieran sido de nosotros, habrían continuado con nosotros. Pero salieron, para que quede claro que no todos somos de nosotros.” (1 Juan 2:19)

Lo que está sucediendo ahora no es algo nuevo en el cristianismo, sino que su apostasía es más visible en estos tiempos debido al impacto y difusión de las redes sociales porque estas “celebridades” tienen una gran plataforma con gran acogida.

LOS OPONENTES DE LA PUREZA NIEGAN LA PUREZA

En su libro: “Le dije adiós a las citas amorosas” promovió lo que algunos llamarían la “cultura de la pureza” que abogó por el fin de las citas recreativas. Harris sostuvo que los matrimonios se podían hacer, a través del cortejo bíblico en el que el contacto físico estaba restringido, los padres estaban involucrados (aunque no abogaba por los matrimonios arreglados), y se establecieron pautas claras para la conducta esperada.

En las redes, he visto que los que se oponen a la pureza sexual han empezado a cuestionar sus enseñanzas acerca del cortejo bíblico y la pureza sexual. Pretenden desecharlo no solo a él sino también sus enseñanzas acerca de la pureza. Aunque es verdad que él ha apostatado y ha formado parte del nuevo calvinismo, sin embargo, la mayoría de sus enseñanzas bíblicas sobre la pureza no deben ser desechadas. Aquellos que odian el cortejo bíblico, los límites físicos y la castidad personal aplauden la apostasía de Harris, al igual que aplaudieron su divorcio. Cuando estas cosas, no deberían causar aplausos o algarabía sino tristeza. Recordemos que Demas formo parte del ministerio en la iglesia primitiva, su trabajo fue reconocido por el apóstol Pablo, aunque luego Pablo lo menciona cuando esté apostato yéndose al mundo, pero no rechazo el trabajo realizado por Demas, ni se alegró por su alejamiento al mundo. Creo que nuestra actitud debería ser la misma.

PALABRAS FINALES

Lo que Harris ha demostrado para nosotros es que no puede haber pureza sin Jesús, y que no se puede estar en Cristo sin vivir en pureza. Abandonar uno es abandonar al otro. Es decir, no podemos decir que somos de Cristo y, sin embargo, rechazar la santidad personal, el cortejo bíblico, y la pureza antes y en el matrimonio. Nuestro Jesús es un Jesús Santo, y exige la santidad de nosotros. Esto puede servir para examinarnos a nosotros mismos y ver que tan conscientes somos acerca de la Santidad de Dios en nuestras vidas.

Esta es una lección para nosotros, y poder discernir el estado de la iglesia, pues, ha llegado el día en el que la fama o el tener mucho conocimiento teológico es considerado en la práctica como un fruto del Espíritu, lo cual es un autoengaño. Lo cierto es que Joshua Harris ha anunciado públicamente que es un apóstata de la fe cristiana. Y debemos estar atentos ante estos eventos y poner nuestra mirada en Cristo y no en el hombre.