El Gobierno ha decretado el Estado de Emergencia, Cuarentena y toque de queda desde las 6:00 pm. Solo una persona del hogar puede salir para abastecerse y los trabajadores autorizados.

Viene la pregunta a nuestras mentes ¿Debemos obedecer a Dios o al Gobierno? ¿Debemos los cristianos guardar la Cuarentena? Ya que esto implica que no podremos salir en el Día del Señor a congregarnos en la Iglesia Local que seamos miembros. ¿Debemos en este tiempo no salir el domingo a congregarnos?

Romanos 13:1 “Todos deben someterse a las autoridades públicas, pues no hay autoridad que Dios no haya dispuesto” BAD

Según Romanos 13:1 debemos someternos a las autoridades públicas, porque son las autoridades que Dios ha dispuesto. Pero, esta sujeción no es a ciegas sino en el Señor. Por encima de nuestra sujeción a las autoridades civiles se encuentra nuestra sujeción a Dios. Esta sujeción debe de ser conforme a la Biblia. Por lo tanto, debemos filtrar todo lo ordenado por el Gobierno a través de la Palabra de Dios. Solo debemos obedecer si es que lo que dice el Gobierno es conforme a la Palabra de Dios. Debemos evaluar si las razones para obedecer son lícitas a la luz de la Biblia o son contrarias a la Biblia.

Posiblemente alguien podría objetar esto y decir: “Hno. Miguel, pero la Biblia no dice nada sobre el Coronavirus”. Yo les diría que es verdad, y tampoco dice nada sobre el dengue de la selva, el cólera de los 90´s que azotó Lima, el friaje en Puno, el TBC, el sarampión, etc. Y tampoco dice nada sobre las enfermedades o pandemias que vendrán en el futuro. Pero, la Biblia no necesita hablar sobre estas cosas para que regule nuestra obediencia por encima de la obediencia al Gobierno.

Razones subjetivas para desobedecer al Gobierno

  • Una supuesta teoría de conspiración nacional o mundial. Pero, como cristianos no podemos guiarnos por estas fabulas de conspiraciones mundiales, o del nuevo orden mundial, etc. Isaías 8:12 dice “No llaméis conspiración a todas las cosas que este pueblo llama conspiración”
  • Una percepción de tener un presidente dictador que no nos deja salir a la calle para nada, Pero, un dictador es aquel que tiene el poder absoluto, y el Gobierno de Vizcarra es un gobierno débil que apenas puede sostenerse políticamente hablando.
  • Un rechazo al Gobierno por no ser de mi simpatía partidaria política. Pero, nuestra simpatía política no puede primar sobre nuestras decisiones por encima de las Escrituras. La Biblia debe primar sobre todas nuestras decisiones.
  • Un rechazo porque este Gobierno promueve la ideología de género. Rechazamos la ideología de género, pero una cosa nada tiene que ver con la otra. En la coyuntura actual, el Gobierno está aplicando una política de salud pública y no una política basado exclusivamente en la ideología de género.

Razones subjetivas para obedecer al Gobierno

  • Porque el Presidente me cae bien o porque es de mi simpatía política.
  • Porque un familiar mío trabaja en el Gobierno.
  • Etc., etc.

Razones puntuales para desobedecer al Gobierno

  • Qué la orden sea motivada por una persecución a la Iglesia.
  • Qué sea con el fin de que los cristianos no se congreguen de ninguna manera en el Día del Señor.
  • Qué sea con el fin de que ya no prediquemos el Evangelio en las calles.

Si estas fueran algunas de las razones definitivamente no tenemos por qué obedecer. Pedro en Hechos 5:29 nos recuerda estas palabras: “Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres.”

¿Cuál es la razón lícita para obedecer al Gobierno?

¿Por qué el Gobierno actualmente hace lo que hace en la coyuntura actual? ¿Lo decretado por el Gobierno es lícito a la luz de la Biblia? La razón de todo lo decretado hasta aquí por el Gobierno es para preservar la vida y salud de los peruanos, llámese prójimo. Es para evitar el contagio y posible muerte de los peruanos, llámese prójimo. El Gobierno ha preferido preservar la vida del prójimo que la economía. Y preservar la vida del prójimo es una causa lícita, porque lo contrario sería matar al prójimo, y la Biblia dice: “No matarás”. Al no guardar la cuarentena y las disposiciones del Gobierno se está poniendo en riesgo la vida del prójimo, ya que hay mayores probabilidades de causar la muerte del prójimo.

Entonces, preservar la vida del prójimo es una causa lícita para obedecer al Gobierno, por eso es lícito guardar la Cuarentena y lo decretado por el Gobierno en este asunto. Los cristianos amamos al prójimo y preservamos la vida. En Génesis 45:5 José les dice a sus hermanos que Dios lo envió a Egipto “para preservar vidas”. Dios uso a José para preservar la vida de las personas durante la hambruna. En la actualidad, Dios puede usar a gobernantes para preservar la vida de las personas, y lo está usando hasta el momento a nuestro Presidente para este fin. Con esto, no busco que hagamos del Presidente un ídolo, sino que veamos la Providencia y Soberanía de Dios sobre el Presidente.