¿Con que propósito envió Dios esta pandemia? ¿Es un juicio o una prueba para el mundo? ¿Es un juicio o una prueba para la iglesia? ¿O será la disciplina del Señor sobre su Iglesia?

EL JUICIO PARA EL MUNDO

Para el mundo es una figura del juicio de Dios. En la Biblia vemos como Dios envió plagas sobre Egipto por rehusarse a liberar a Israel (Éxodo), envió plaga sobre Israel por despreciar el maná enviado por Dios (Números 11:33), envió la peste de las ratas sobre los filisteos por tener el arca de Dios (1 Samuel 6).

¿Por qué las plagas son un tipo de juicio de Dios para el mundo? Porque muchas de las plagas sobre esta tierra, aunque no todas, son un tipo o figura del juicio de Dios sobre los desobedientes.

¿Por qué esta pandemia podría ser un juicio de Dios para el mundo? Porque este mundo se cree autosuficiente sin Dios. Hoy los Gobernantes están siendo desobedientes a Dios. Los Gobiernos aprueban leyes en contra de Dios. El mundo acepta y promueve el matrimonio igualitario, la educación basado en la ideología de género, etc.

¿Para qué más trajo al mundo esta pandemia? Para mostrar al hombre su debilidad y mostrar que no es nada el hombre sin Dios, mostrar que los gobiernos no son nada sin Dios. Las grandes potencias nada pueden hacer ante esta pandemia, los reyes y gobernantes de las naciones están desesperados, ellos hacen sus mejores esfuerzos, pero no lo pueden resolver. El mundo está aterrado y lo que menos hacen es buscar a Dios. Están poniendo toda su esperanza en la vacuna. Están poniendo toda su esperanza en lo que puedan hacer sus gobernantes, pero no se vuelven a Dios.

ES UNA PRUEBA PARA LOS CRISTIANOS

Para los cristianos no es un juicio de Dios sino una prueba. En Mateo 24:6 “mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin” No debemos turbarnos, porque este no es el fin del mundo. Lo más que podemos decir, de ser el caso, es que esto el inicio de muchas cosas que ocurrirán antes de la segunda venida de Cristo, pero aún no es el fin. Vamos a ser probados en este tiempo. Y debemos tener presente que, si vivimos a pesar del coronavirus, siempre estaremos con Cristo y que, si morimos a causa del coronavirus, siempre estaremos con Cristo. En cualquier de los casos no se perderá nuestra alma.

ES UNA DISCIPLINA PARA LA IGLESIA

Muchos predicadores dicen que esto es el juicio de Dios para el mundo y es verdad. Muchos predicadores dicen que esta es una prueba para la Iglesia y es verdad. Pero lo que toman en cuenta la disciplina de Dios para su Iglesia universal.

1 Pedro 4:16-17 “… Ya ha llegado el tiempo en que el juicio comience por la propia familia de Dios. Y si el juicio está comenzando así por nosotros, ¿cómo será el fin de los que no obedecen al evangelio de Dios?”

Esto no significa que Dios esté derramando su Ira sobre la Iglesia porque la Ira de Dios fue derramada en la cruz sobre su Hijo, Él tomó nuestro lugar y recibió toda la Ira que nosotros merecíamos. Tampoco significa que recibamos el juicio de Dios en el sentido condenatorio. Sino que es necesario la disciplina de Dios sobre su Iglesia. ¿Antes de la pandemia cuántos cristianos buscaban a Dios con el mismo fervor que le buscan ahora?

Dios puede enviar la pestilencia o pandemia entre los cristianos con el fin de disciplinar a su pueblo, conduciéndolo al arrepentimiento. En 2 Crónicas 7:13b-14 dice “…si enviare pestilencia a mi pueblo; si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.”

Este versículo se aplica originalmente para la nación de Israel, pero el sentido del texto aplica a la Iglesia. Dios no envía la pandemia para los cristianos, pero lo envía entre los cristianos para disciplinarlos. Este no es solamente un llamado al mundo para que se arrepienta, sino también un llamado a la Iglesia a que se arrepienta. Dios ordena que le invoquen su nombre. Dios ordena que le busquen. Dios ordena que se arrepientan de sus malos caminos

¿Cuál es el propósito de esta disciplina?

El propósito de esta disciplina es la purificación de la Iglesia universal. Las iglesias cristianas de hoy han sido tan absorbidas por el mundo que apenas le daban un tiempo para Dios. Prácticamente todo lo que se hace hoy en día en las iglesias provienen del mundo, copian las cosas del mundo para practicarlo en las iglesias. Los cristianos viven una doble vida y estar inclusive predicando. Conozco casos de líderes que practican la fornicación, conozco casos de pastores que siguen pastoreando a pesar de tener hijos rebeldes y en fornicación. La mayoría de los que se dicen cristianos apenas leían su biblia los domingos. La mayoría de los que se dicen cristianos apenas y oraban los domingos. Muchos cristianos en este tiempo tienen que arrepentirse y dejar a sus ídolos (fútbol, entretenimiento, vanidad, lujos innecesarios, placeres, etc.)

Es posible que la Iglesia sea disciplinada y purificada en este tiempo, es mi deseo. Es posible que muchos cristianos que estaban descuidando su vida espiritual se arrepientan. 1 Juan 3:3 dice “Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro.” 1 Juan 3:3. Si tu esperanza está en Cristo, no vas a estar aterrorizado, sino que vas a buscar purificarte. En 1 Pedro 1:22 y Santiago 4:8 hay algunas pautas de como purificarte delante de Dios.