“Ve, … predica el evangelio a toda criatura: el que crea y sea bautizado será salvo; ¡pero el que no crea será condenado!” – Jesucristo

Anuncio a la segunda edición

El autor no pensó en reimprimir la presente publicación hasta que se le pidió repetidamente que lo hiciera desde lugares muy respetables.

Las correcciones y adiciones, que forman una parte considerable de esta edición, son tales que, después de un lapso de quince años, el escritor consideró apropiado hacerlas. Sería inexcusable para él haber vivido todo este tiempo sin obtener ninguna luz adicional por lo que ha visto y oído sobre el tema; y aún más para publicar una segunda edición sin hacer todo lo posible para mejorarla. Sin embargo, las omisiones, que también son considerables, no siempre se deben a una desaprobación del sentimiento, sino a otras cosas que se presentan y que parecen ser más inmediatas.

ÍNDICE:

Prefacio

PARTE 1: EL TEMA QUE SE MUESTRA COMO IMPORTANTE, DECLARADO Y EXPLICADO.

PARTE II: ARGUMENTOS PARA DEMOSTRAR QUE LA FE EN CRISTO ES EL DEBER DE TODOS LOS HOMBRES QUE ESCUCHAN, O TIENEN LA OPORTUNIDAD DE ESCUCHAR, EL EVANGELIO.

I. Los pecadores inconversos son ordenados, exhortados e invitados a creer en Cristo para la salvación.

II Cada hombre está obligado cordialmente a recibir y aprobar lo que Dios revela.

III. Aunque el Evangelio, estrictamente hablando, no es una ley, sino un mensaje de pura gracia; Sin embargo, requiere obediencia, y una obediencia que incluye la fe salvadora.

IV. La falta de fe en Cristo se atribuye en las Escrituras a la depravación de los hombres, y se representa a sí misma como un pecado atroz.

V. Dios ha amenazado e infligido los castigos más terribles a los pecadores por no creer en el Señor Jesucristo.

VI. Otros ejercicios espirituales, que sostienen una conexión inseparable con la fe en Cristo, se representan como el deber de los hombres en general.

PARTE III

Respuestas a las objeciones

Sobre los principios de santidad poseídos por el hombre en inocencia

Sobre el Decreto de Dios

Sobre la redención particular

De los pecadores bajo el pacto de obras

Sobre la incapacidad de los pecadores para creer en Cristo y hacer cosas espiritualmente buenas.

De la obra del Espíritu Santo

Sobre la necesidad de un principio divino para creer

Reflexiones finales

Apéndice

(Traducido por Miguel Rodriguez del libro Obras Completas de Andrew Fuller, escrito por Joseph Belcher en 1845.)

(De Joseph Belcher, editor, The Complete Works of the Rev. Andrew Fuller , Volumen II, 1845; reimpresión, 1988.)