El concepto más profundo y más glorioso: una unión determinada desde la eternidad, asegurada en el Calvario, implementada en la conversión, profundizada durante la vida y perfeccionada en la muerte. Aquí se presenta cómo se siente esa unión; con un estudio pastoral de los aspectos y circunstancias en los se experimenta esa unión de modo inconfundible.