Skip to main content

La legitimidad y el uso de las confesiones – Robert Paul Martin

La legitimidad y el uso de las confesiones – Robert Paul Martin

A) La legitimidad de las Confesiones La Biblia dice que la Iglesia es “columna y baluarte de la verdad (1 Ti. 3:15). El termino stulos (columna) se refiere a una columna que sostiene un edificio; y hedraioma (baluarte) se refiere a la base o fundamento de una estructura. La “Verdad” a que se refiere el texto es la […]

Confesión de Fe de los Valdenses

Confesión de Fe de los Valdenses

De Año de Nuestro Señor 1120 Creemos y mantenemos firmemente todo lo que está contenido en los doce artículos del símbolo, comúnmente llamado el credo de los apóstoles, y consideramos herética cualquier inconsistencia con los doce artículos citados. Creemos que hay un solo Dios – El Padre, Hijo, y Espíritu Santo. Reconocemos como Escrituras Sagradas […]

Confesión Bautista de Fe de Londres de 1689

Confesión Bautista de Fe de Londres de 1689

La Confesión Bautista de Fe de 1689 es un resumen de las principales creencias cristianas de la Reforma protestante. Esta declaración ha sido formulada hace años atrás por las congregaciones bautistas particulares alrededor del mundo. En 1677 se reunieron representantes de las Iglesias Bautistas Particulares de Inglaterra y Gales, donde se aprobó y publicó una […]

32. Del juicio final – Confesión Bautista de Fe de Londres de 1689

32. Del juicio final – Confesión Bautista de Fe de Londres de 1689

1.               Dios ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia por Jesucristo, a quien todo poder y juicio ha sido dado por el Padre.1 En aquel día, no sólo los ángeles apóstatas serán juzgados,2sino que también todas las personas que han vivido sobre la tierra comparecerán delante del tribunal de Cristo3 […]

31. Del estado del hombre después de la muerte – Confesión Bautista de Fe de Londres de 1689

31. Del estado del hombre después de la muerte – Confesión Bautista de Fe de Londres de 1689

1.               Los cuerpos de los hombres vuelven al polvo después de la muerte y ven la corrupción,1 pero sus almas (que ni mueren ni duermen), teniendo una subsistencia inmortal, vuelven inmediatamente a Dios que las dio.2 Las almas de los justos, siendo entonces perfeccionadas en santidad, son recibidas en el Paraíso donde están con Cristo, […]