Skip to main content

Cristo y el Creyente (Cántares 2:2-3)- Robert Murray McCheyne

“Como el lirio entre los espinos, Así es mi amiga entre las doncellas. Como el manzano entre los árboles silvestres, Así es mi amado entre los jóvenes; Bajo la sombra del deseado me senté, Y su fruto fue dulce a mi paladar.” (Cantares 2:2-3). Serie de “Sermones de Avivamiento” Robert Murray McCheyne (1813‐1843) Robert Murray […]

El amor de Cristo nos constriñe (2 Corintios 5:14) – Robert Murray M’Cheyne

El amor de Cristo nos constriñe (2 Corintios 5:14) – Robert Murray M’Cheyne

“Porque el amor de Cristo nos constriñe” (2 Corintios 5:14) De todas las características del carácter de San Pablo, su actividad incansable fue la más notable. Desde el comienzo de la historia de Pablo, se nos cuenta de sus esfuerzos personales para perseguir a la Iglesia naciente, cuando era un “blasfemo, perseguidor y traicionero” [2 Timoteo […]

Reforma personal y oración secreta – Robert Murray M’Cheyne

Reforma personal y oración secreta – Robert Murray M’Cheyne

Es el deber de los ministros en este día comenzar la reforma de la Religión y sus vidas, familias, etc., con la confesión de los pecados pasados, la oración ferviente por dirección, la gracia y el pleno propósito del corazón. “Él limpiará a los hijos de Leví” (Malaquías 3: 3). Los ministros son apartados por un tiempo […]

1 Juan 1:1-4 – Robert Murray M’Cheyne

1 Juan 1:1-4 – Robert Murray M’Cheyne

Lo que fue desde el principio, lo que escuchamos, lo que vimos con nuestros ojos, lo que hemos visto y nuestras manos han tocado la Palabra de vida y les anunciamos la vida eterna, que fue con el Padre, que se nos manifestó; lo que hemos visto y oído, les declaramos, para que también ustedes tengan […]

El amor perfecto echa fuera el temor (1 Juan 4:18-21) – Robert Murray M’Cheyne

El amor perfecto echa fuera el temor (1 Juan 4:18-21) – Robert Murray M’Cheyne

“En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor. Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero. Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su […]

 
A %d blogueros les gusta esto: