Skip to main content

El Pueblo Censado (Números 4:49) – Charles Spurgeon

El Pueblo Censado (Números 4:49) – Charles Spurgeon

“Como lo mandó Jehová por medio de Moisés fueron contados, cada uno según su oficio y según su cargo; los cuales contó él, como le fue mandado.” Números 4: 49 Es aceptado que Israel en el desierto es, de algún modo, un tipo de la iglesia en su condición presente. La tribu de Leví era […]

El Becerro Degollado (Levítico 1:5) – Charles Spurgeon

El Becerro Degollado (Levítico 1:5) – Charles Spurgeon

“Entonces degollará el becerro en la presencia de Jehová.” — Levítico 1:5. Ustedes recordarán que el domingo pasado hablamos de dos elementos que son vitalmente esenciales para un verdadero sacrificio, y el primero de esos elementos sobre el que ya predicamos, fue la imposición de las manos del oferente sobre la víctima, acto mediante el […]

La Elección no Desalienta a Almas que Buscan (Éxodo 33:19) – Charles Spurgeon

La Elección no Desalienta a Almas que Buscan (Éxodo 33:19) – Charles Spurgeon

“Y tendré misericordia del que tendré misericordia, y seré clemente para con el que seré clemente.” Éxodo 33:19 Puesto que Dios es el hacedor, y el creador, y el sostenedor de todas las cosas, Él tiene el derecho de hacer con todas Sus obras lo que le agrade. “¿Dirá el vaso de barro al que […]

Comerán del Sacrificio (Éxodo 29:33) – Charles Spurgeon

Comerán del Sacrificio (Éxodo 29:33) – Charles Spurgeon

“Y comerán aquellas cosas con las cuales se hizo expiación, para llenar sus manos para consagrarlos; mas el extraño no las comerá, porque son santas.” — Éxodo 29: 33. Durante dos domingos consecutivos por la mañana, he hablado en lo relativo a los sacrificios bajo la ley. Nuestro primer tema fue: “La Mano Puesta sobre […]

La Oreja Horadada con una Lezna (Éxodo 21:5-6) – Charles Spurgeon

La Oreja Horadada con una Lezna (Éxodo 21:5-6) – Charles Spurgeon

“Y si él insiste en decir: ‘Yo amo a mi señor, a mi mujer y a mis hijos; no quiero salir libre’, entonces su amo lo acercará ante los jueces, lo acercará a la puerta o al poste de la puerta y le horadará la oreja con una lezna. Y le servirá para siempre.” — […]

 
A %d blogueros les gusta esto: