Skip to main content

19. De la ley de Dios

19. De la ley de Dios

1.               Dios dio a Adán una ley de obediencia universal escrita en su corazón,1 y un precepto en particular de no comer del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal;2 por lo cual le obligó a él y a toda su posteridad a una obediencia personal completa, exacta y perpetua; prometió la […]

18. De la seguridad de la gracia y de la salvación

18. De la seguridad de la gracia y de la salvación

1.               Aunque los creyentes que lo son por un tiempo y otras personas no regeneradas vanamente se engañen a sí mismos con esperanzas falsas y presunciones carnales de que cuentan con el favor de Dios y que están en estado de salvación (pero la esperanza de ellos perecerá1), los que creen verdaderamente en el Señor […]

17. De la perseverancia de los santos

17. De la perseverancia de los santos

1.               Aquellos a quienes Dios ha aceptado en el Amado, y ha llamado eficazmente y santificado por su Espíritu, y a quienes ha dado la preciosa fe de sus escogidos, no pueden caer ni total ni definitivamente del estado de gracia, sino que ciertamente perseverarán en él hasta el fin, y serán salvos por toda […]

16. De las buenas obras

16. De las buenas obras

1.               Las buenas obras son solamente aquellas que Dios ha ordenado en su santa Palabra1 y no las que, sin la autoridad de ésta, han inventado los hombres por un fervor ciego o con el pretexto de que tienen buenas intenciones.2 1.               Mi. 6:8; Ro. 12:2; He. 13:21; Col. 2:3; 2 Ti. 3:16,17. 2.               Mt. […]

15. Del arrepentimiento para vida y salvación

15. Del arrepentimiento para vida y salvación

1.               A aquellos de los escogidos que se convierten cuando ya son adultos, habiendo vivido por algún tiempo en el estado natural,1 y habiendo servido en el mismo a diversas concupiscencias y placeres, Dios, al llamarlos eficazmente, les da arrepentimiento para vida.2 1.               Tit. 3:2-5. 2.               2 Cr. 33:10-20; Hch. 9:1-19; 16:29,30. 2.               Si bien […]