Animen a su ministro (Deuteronomio 1:38) – Charles Spurgeon

“Anímale.” Deuteronomio 1: 38 Moisés no pudo introducir al pueblo en la tierra prometida. Tampoco la ley puede llevar a alguien al cielo. La ley puede sacar a un hombre del Egipto de su pecado, y puede conducirlo al desierto de la convicción; allí le suministra alimento, y lo nutre con algún pequeño consuelo, pero […]